De mayor quiero ser poeta o un oficio sin importancia

-¿Y tú, qué quieres ser de mayor?-. A todos nos han hecho alguna vez esa pregunta cuando éramos niños y todos teníamos muy claro lo que íbamos a ser de mayores aunque pocos hemos terminado siendo lo que queríamos ser. Si un niño le dice a su madre que de mayor quiere ser poeta, ésta le dirá que no diga tonterías, que piense en algo serio y que tenga salidas laborales; las madres no siempre tienen razón, pero pocas veces se equivocan. Hoy día queremos ser lo que sea con tal de trabajar poco y ganar mucho; por eso, la figura del escritor dentro de esta sociedad donde todo el mundo escribe, se ha convertido en una figura utópica. Nieva dice “sólo un tonto bien deformado por el mundo puede pensar que, al escribir un poema, se esté labrando <> económico. Es el `porvenir de su alma lo que el poeta persigue, su propio hallazgo y su real decantación” por eso, es conveniente que el escritor (periodistas, blogueros, críticos, dramaturgos…) “no se creyera tal y escribiera con el descompromiso del poeta, en la conformidad de que su obra se perdiera en las sombras y eso no afectara para nada a su personalidad”. No se debe escribir para engordar la biblioteca universal ya que en “la cultura occidental es una forma de entender muy mal el sentido profundo que aún pueda tener el <>” por eso, todo escritor debe tener un poeta dentro capaz de desarmar nuestros miedos y combatir con nuestro ego.

Guillem Bellido

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s