El origen o conociendo a Juan 1.0

La simiente de Juan fue plantada el catorce de Mayo de 1988, cuando yo, autor de este perfil psicológico, cumplía los tres años de edad. El día que los padres de Juan consumaban sus cuerpos fundiéndose en uno, yo miraba por la televisión española, La banda de Mozart, serie animada de origen español de unos animales músicos donde cada animal hacía referencia a un compositor (Mozart, Beethoven, Chopin, Verdi); curiosa coincidencia, Juan estudió música (percusión) aunque es un virtuoso pianista y cantautor.
#Todo camino está ya trazado y sus peregrinos no se encuentran por casualidad# Frederich Salzem; primo segundo de Albert Einstein; recurro a está frase del desconocido Frederich para señalar, que, el día que yo miraba los dibujos animados mientras los padres de Juan copulaban, no fue casualidad.
Al padre de Juan le gusta más la mañana que la noche porque se siente más vigoroso. Primero discusión, luego gritos, más tarde caricias y besos hasta que el castillo artificial ilumino el cielo valenciano.
#La colaboración del grupo frente a la individualidad; es, desde mi punto de vista, la carrera espermatozoidal, no como se cree, donde el mejor es el que llega# Juan Caballero científico español por la universidad de Salamanca, especializado en cirugía embrionaria.
Desconozco que camino tomó cuando era espermatozoide y también su fase embrionaria y gestación del parto, pero lo importante es que nació bien, el día tres de Enero de 1989 que fue el año en que yo pedí a los reyes magos la pizarra mágica y el taller de reparación de micro machine.
Juan, a diferencia de muchos artistas conocidos, no creció en un ambiente idóneo donde sus cualidades artísticas se vieron favorecidas para su posterior desarrollo. Él pintaba en la paredes hasta que le quitaron los colores, entonces, como gran artista que era y es, utilizó los colores que su contexto le permitió; el rojo la salsa de tomate, el azul la pasta de dientes…
Su padre lo apuntó a solfeo y más tarde a percusión para que diera la tabarra al profesor de música y así preservar la armonía del hogar.
Valenciano de origen, bebió de sus calles y sus gentes. Vio la belleza en los tapones de aluminio que robaba de los coches, observo la fealdad de los Yonkis del barrio de Nazaret y de ellos aprendió todo lo que verdaderamente había que olvidar.
Sus primeras inquietudes y problemas con la sociedad las vemos reflejadas en sus letras como rapero; donde él creaba sus instrumentales que le permitían expresar sus sentimientos. Con catorce años juan destrozó las poéticas sin conocerlas y desde los catorce a los dieciocho su vida fue dando tumbos hasta que se dio de bruces con el teatro; me explico, mientras huía con la bicicleta que él había robado se golpeó con la fachada del teatro Talía, en el barrio del Carmen y la fortuna que nunca le acompaño, se le apareció en forma de chichon en la frente.
Desde ese día la vida de Juan cambió; y llegó a Madrid con suficientes conocimientos actorales, pero las letras y las locuras metafísicas lo llevaron hasta la RESAD, y hoy sobrevive a la vorágine teatral donde especies chupopteras de mamíferos teatrales intentan succionar su alma para que pierda el camino que las notas musicales de los adorables animales tejieron en el cielo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s