REFLEXIÓN PERSONAL SOBRE EL ARTÍCULO “UN OFICIO SIN IMPORTANCIA”, DE FRANCISCO NIEVA

En el artículo “Un oficio sin importancia”, publicado en “La Razón” el veintiuno de Mayo del año dos mil, el notorio dramaturgo y miembro de la Real Academia Española, Francisco Nieva, plantea una de las cuestiones que creo, todo escritor y por extensión todo artista, se ha formulado en alguna ocasión: ¿por qué se escribe?, o acaso, ¿para qué se escribe?, teniendo en cuenta en todo momento el contexto actual del mundo social, cultural y artístico en que vivimos.

Y al parecer Nieva lo tiene muy claro. Se debe escribir por gusto y no por necesidad. A este asunto dedica la primera parte del artículo, en la que expone como el paso de los siglos y la aparición de innumerables – y en muchas ocasiones empachosos – medios de comunicación, han atentado de forma definitiva contra lo que el autor denomina “utilidad práctica del oficio de escritor”. Y para reafirmar su idea, lanza al aire una pregunta cuanto menos inquietante para cualquier amante de la escritura: “¿qué le puede importar a nadie una extemporánea muestra de subjetividad literaria, que no demuestra otro designio que complacer al propio escritor?”

Esta reflexión lleva al autor de “Nosferatu” o Manuscrito encontrado en Zaragoza” a una conclusión: el poeta es, de todos los que escriben, el que lo hace con mayor sentido para si mismo. Y lo es porque según Nieva, nadie en su sano juicio puede aspirar a vivir de la poesía. Por tanto, esa capacidad del poeta para crear despojado de ataduras comerciales, de tomar la pluma o el ordenador únicamente “por gusto”, sin ninguna aspiración posterior más allá de la de alimentar su propia alma, es la que le otorga la capacidad de escribir en plena libertad. También habla Nieva sobre el discutible criterio de nuestro tiempo a la hora de valorar lo que es o no una obra maestra. Y relaciona esto de manera sutil pero directa, con la falta de cultura literaria del grueso de una población, que según el autor, lee mucho pero quizá escoge muy mal lo que lee. De esta forma, brotan sin cesar esas discutibles “obras maestras”.

Personalmente encuentro revelador el artículo de Nieva, más en el sentido de lo que plantea y la forma en que lo hace, que en las conclusiones extraídas por el autor. Y esto es porque pienso que dicho artículo posee mayor valor como incitador a la reflexión personal sobre las cuestiones expuestas, que como respuesta contundente a las mismas. Pienso que la respuesta a las preguntas que se plantean al inicio no pueden responderse de una sola manera. Cada escritor, ya sea renombrado, aspirante o potencial, vive rodeado de unas condiciones vitales muy diferentes, y mientras algunos pueden permitirse el lujo escribir por mero gusto, otros no tienen esa suerte.

Difiero con el dramaturgo en su planteamiento de la escritura como algo que no aporta una utilidad práctica a nivel social. Aunque a nivel informativo haya perdido dicha función, o más bien haya sido reemplazada por otros medios, en el terreno cultural se me antoja que la literatura ha jugado, juega y jugará un papel fundamental siempre. Y es aquí donde coincido plenamente con el autor. La clave es que no se equivoque la literatura con el panfleto, o lo que es lo mismo, que el lector no caiga en la trampa de pensar estar aumentando su nivel cultural al leer “obras maestras de pacotilla”, cuya maestría ha sido generada en muchas ocasiones por la que sí poseen los encargados de los departamentos de marketing de dichas obras. Aquí lo complicado es diferenciar cuando estamos ante una de estas “obras maestras de pacotilla”, pero creo que esto es algo que no resolverá jamás a nivel global, pero sí puede resolverse a nivel individual.

Por último, no quiero acabar esta reflexión sin citar otro aspecto que subyace del texto de Nieva, muy relacionado con todo lo anterior, y que siempre me ha interesado muchísimo. La existencia de una censura comercial cada vez más acuciante, que como vino a decir el genial Víctor Erice “nos maniata a nivel artístico mucho más que la olvidable y pasada censura política”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s