“Desde las alturas”

“DESDE LAS ALTURAS”, un perfil biográfico de un hombre un tanto alto.

Carlos Garbajosa no es una persona cualquiera. Hay ciertos rasgos en él que le hacen distinto a los demás.

Podríamos comenzar a enumerar una retahíla de cualidades que le diferencian del resto de los mortales, pero sin duda, a simple vista su físico es la que más destaca.

Carlos mide 2 metros. No está seguro de si son dos o un poco más, ya que hace ya unos años que se midió por última vez. Pero centímetro arriba, centímetro abajo, su altura nos puede hacer sentir a los demás mortales, como pequeños enanitos salidos directamente de un cuento infantil.

Otros de sus rasgos más característicos es sin duda su voz. Carlos posee una voz grave a causa de un rozamiento indebido entre sus cuerdas vocales. No sabemos si es por este motivo, o quizás por una evidente timidez, pero no son muchas las veces que podemos escucharle hablar . A simple vista, es posible que este par de atributos puedan resultar meramente superficiales, pero no se puede negar que envuelven a la figura de Carlos en una halo de misterio, cual personaje protagonista de uno de esos guiones cinematográficos a los que tan aficionado es.

A Carlos le apasiona el cine. Es su mayor afición. A lo largo de sus 31 años ha ingerido grandes cantidades de celuloide hasta llegar a ser un experto en cine negro, de autor, comercial, western, europeo, americano, asiático… Hay muchas probabilidades de que si alguien pregunta por el argumento de una película, él sea uno de los que pueda responder con toda eficacia.

Gracias a este amor por las historias contadas a través del séptimo arte y al teatro que practicó cuando estudiaba Económicas en la universidad, Garbajosa Chaparro decidió aventurarse a dar un vuelco a su vida, abandonando su puesto de trabajo de bancario y realizando sus estudios de dramaturgia en la Real Escuela de Arte Dramático.

Actualmente, tiene también algunos proyectos en mente para que su pasión por el arte dramático no se quede encerrado en las cuatro paredes de la escuela y pueda ir tomando un camino más profesional.

Pero como no sólo los rasgos físicos o algunos datos anecdóticos forman a una persona, añadiremos que Carlos es una persona extremadamente cortés, a la que es difícil escucharle una palabra malsonante acerca de cualquier persona o cosa,  que en ocasiones puede resultar introvertido aunque es posible que esto ocurra  no sólo porque sea un hombre de pocas palabras, sino porque, a diferencia de otras personas, él no necesita demasiadas para expresar claramente lo que quiere decir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s