RENOVARSE O MORIR Sobre Francisco Nieva por Paz Buelta Serrano

En el presente artículo se exponen los motivos  por los que según el autor, Francisco Nieva, se escribe: por gusto, por no poder evitarlo, “por condenación”.

Para justificarlo expone su argumentario de hombre ducho en mil batallas; nos habla de la utilidad del escritor en el siglo pasado ya desaparecida al ser sustituida por las nuevas tecnologías, la falta de público (lectores) que siga a un escritor, el exceso de obras ya escritas, el acto de publicar como “pura auto-gratificación” y la falta de tiempo para poder leer tanto como se publica. Confecciona de este modo un artículo en el que parece proponer una estructura de pregunta-respuesta al darnos, entre medias de sus argumentos, la solución posible para el escritor. Ni más ni menos que reducirse a la simiente más pequeña y al uso más antiguo de este arte: escribir “sin aspirar inmediatamente a nada más”. Para ello convoca a los poetas, como máximos adalides de este uso, recordándonos lo poco habitual de la consulta de este arte.

Finalmente concluye indicando los elementos necesarios para que la escritura retomase su trascendencia, uniendo sus dos grandes reflexiones previas: gente más culta que leyera menos y un escritor consciente de su probable falta de trascendencia sin que ello afectara a sus textos.

Este artículo desprende experiencia y duros años de trabajo sin ver sus expectativas cumplidas –a pesar de firmar como miembro de la Real Academia Española, o precisamente por ello-, lo que rellena todas sus líneas de una tristeza y una crítica que le confieren un peso difícil de cargar.

Quizá se repita en varias ocasiones dando informaciones muy similares con distintas palabras, o mezcle los argumentos de la pregunta con los de su respuesta, pero tras todo esto se deja sentir el dolor real del autor tanto como las preguntas que nos provoca, las reflexiones necesarias que precisan llevarse a cabo en esta época de cambios rápidos, fast food y 15 minutos de fama. Nos hace preguntarnos por qué y para qué escribir, pero principalmente emana una duda natural de nuestro tiempo y con ella una necesidad de resolverla; ¿Cuál es la nueva posición de la literatura en esta sociedad? ¿Cuál su utilidad? ¿Por qué su necesidad? ¿Qué nos ofrece? ¿Dónde encuadrarla? ¿Cómo conseguir que vuelva a interesar a pesar de las nuevas tecnologías y su rapidez?

En esta, nuestra era tecnológica, son muchas las necesidades obsoletas y las nuevas creadas en consecuencia -además de las falsas que se cuelan sin pedir permiso- y apenas tenemos tiempo de diferenciarlas. Nieva nos alumbra -desde un artículo que en nuestra sociedad se consideraría del pasado- y provoca a nuestro necesidad creativa para que logremos encontrar, o crear, el nuevo hueco en las vidas de la gente. Nos incita a despertar, que ya hace tiempo que sonó el despertador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s