Una cosa rara, ossia belleza ed onestà (drama jocoso)

Imagen

Una cosa rara, ossia bellezza ed onestà

Drama jocoso

PERSONAJES:

CONSTRUCTOR, 55 años, de Turís.

SEÑORA, 54 años, de Valencia.

CRIADA, 40 años, de Valencia (Venezuela).

SUPREMO DIPUTADO PROVINCIAL, la misma edad que el diablo, cunero.

Un matrimonio valenciano maduro se prepara para ir a la apertura de la temporada de la ópera del Palau de les arts. Él ha hecho fortuna con el pelotazo urbanístico, ella pertenece la antigua clase alta franquista venida a menos con la llegada de la democracia. Él es de Turís, localidad famosa por los expresidentes de equipos de fútbol y por las enormes cantidades de cocaína que se consumen, además de su banda de música y de su horrible acento valenciano. Ella nacida en Valencia, fue fallera mayor infantil en 1957, año de la última riada del Turia en la capital, le dio dos besos a Franco y le entregó un ramo de flores.

Es la primera vez que han sido invitados a tan magno evento y no quieren llegar tarde. A su vez tratan de vestirse con sus mejores galas.

Primera situación: Aunque la mona…

El CONSTRUCTOR, vestido de traje, trata de anudarse la corbata con la complicación de que no puede verse en el espejo porque el baño está ocupado por su mujer. Finalmente la mujer mediando un extraño sistema de morse le dice que se cambie de corbata.

La SEÑORA llega al salón para ayudar a su marido pero éste se ha ido a la habitación en busca de la nueva corbata. Viste un traje de fallera que le queda pequeño y algo apretado.

Cuando regresa el CONSTRUCTOR se escandaliza de la vestimenta de su mujer porque no puede ir de esa guisa a la ópera.

Segunda situación: ¿Dónde vas Alfonso XIII?

El CONSTRUCTOR trata de que su mujer se cambie de ropa, ya que si van así al estreno de la ópera de Martín i Soler van a ser el hazmerreír de la sociedad valenciana. La SEÑORA se opone, no todos los días les invita el SUPREMO DIPUTADO PROVINCIAL a la ópera y recuerda el acto con Franco en el 57, cuando ella le hizo entrega de un ramo de flores.

Tercera situación: ¡Qué mal está el servicio!

El taxi les espera en la puerta, falta cada vez menos tiempo para el estreno. El CONSTRUCTOR llama a la CRIADA para que ayude a la señora a desvestirse. La SEÑORA se niega a que le ponga las manos encima alguien ultramarino. Se inicia una persecución para reducir a la SEÑORA.

Cuarta situación: ¡Éramos pocos y…!

Llega el SUPREMO DIPUTADO PROVINCIAL. Les informa que ha cancelado la ópera porque no estaba de humor para loas regionalistas. El CONSTRUCTOR y la SEÑORA se muestran complacientes y honrados por la visita de tan ilustre prohombre. El SUPREMO DIPUTADO PROVINCIAL solicita la merienda. La CRIADA saca horchata y fartons, con los que el político se complace mojando los alargados dulces en la pastosa leche de Horchata. Chim pum final.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s