Alguien dijo: Debes escribir un decálogo

Un sabio dijo: La semilla se plantó en la tierra y de la tierra salió un brote que más tarde sacó sus tallos. Estos, se transformaron en planta, cuando la planta creció, salió la flor que dio el fruto que más tarde cayó al suelo. Y así sucesivamente desde el origen hasta el día en que se descubrieron los transgénicos.

 

1.-       Mi abuelo me dijo: Debes conocer el pasado para comprender el presente y preguntarte sobre el futuro. Yo digo: Debes conocer el pasado para no entender el presente y cuestionarte sobre el futuro.

 

2.-       Mi abuela me dijo: De los errores se aprende. Yo digo: Uno aprende cuando se divierte. Da igual que te equivoques, no pasa nada. Akira Toriyama nos dejó una obra perfecta: La Bola del Dragón. ¿Se equivocó en darle continuidad a la saga? Tal vez sí. Las aventuras de Goku el niño quedaron en segundo plano y fueron sustituidos por golpes, patadas y Kame Hame Ha. Pero nunca olvidaremos a personajes como Célula, el monstruo Bu y la mítica “fuuuuu-siiiiiiiii- oooooon” entre Super Sayans. Pero como Akira Toriyama se divertía dibujando, sus errores le permitieron aprender y creó una obra maestra en un tomo llamada Sand Land.

 

3.-       Mi Madre me dijo: Cree en ti aunque nadie más lo haga.  Yo digo: Cree en ti aunque no tengas Fe en ti mismo. Los demás que piensen lo que quieran. Tú debes de conocer tus intenciones, tus propósitos y sus consecuencias. Tienes que ser justo en tus decisiones aun sabiendo que alguien saldrá perjudicado. Cree en ti siempre. Nunca decaigas y bajes la mirada ante el horror de la injusticia. Si no crees en ti mismo los demás nunca lo harán.

 

4.-       Mi Padre me dijo: Nunca desees el mal ajeno. Yo digo: Nunca desees el mal ajeno aunque se lo merezcan. Aunque sepas a ciencia cierta que la vida es un teatro sin telón, dirigido por sucias babosas embutidas en trajes y resguardadas por leyes que protegen sus viles actos, nunca desees el mal ajeno, aunque se lo merezcan. Escribe sobre ello, pinta, baila, canta, habla sobre ello. No te calles. Tu voz debe ser escuchada.

 

5.-       Mi hermana me dijo: Debes creer en tus sueños. Yo digo: Cree en tus sueños aunque los demás no te entiendan, aunque los demás piensen que estás loco, no pasa nada, es verdad, si, lo estás, pero cree en tus sueños, siéntelos, imagina que es posible, si no lo haces, serás un loco más, terminaras siendo como ellos.

 

6.-       Mi novia me dijo: Mirame a los ojos y dime la verdad. Yo digo: Hacedlo. Mirad a los demás a los ojos y decidles la verdad aunque duela. Quizá yo siento placer con el dolor y este consejo no vale para nada. Pero hacedlo y sentiréis alivio por dentro, es una sensación extraña. Como cuando vas al baño y no sabes para que has entrado.

 

7.-       Una Quiromante me dijo: En tus manos veo muchos caminos, muchas posibilidades. Yo digo: Da igual cuantos caminos tengas delante tuya si no mueves los pies del suelo. Tienes que avanzar por tu camino, desviate de la ruta, encuentra otros senderos, descansa bajo un árbol, pero termina la ruta, no desistas. Las posibilidades son como los peces, hay muchos en el mar pero sin una red no los podemos pescar. Las posibilidades nacen de tu trabajo, algunas veces aparecen en tu camino por medio de otros exploradores, no las desaproveches, de las colaboraciones nacen cosas estupendas, sino que se lo digan al Menage a troi.

 

8.-       Un desconocido me dijo: ¿Tienes fuego?  Yo digo: Lleva siempre un mechero encima, o en su defecto, cerillas, y sal a la calle a altas horas de la madrugada para ofrecer tu lucero a las almas narcóticas que están perdidas. Los mejores personajes están en la vida real, y si tienen huevines, que te acusen de plagio.

 

9.-       Un niño me dijo: ¿Por qué los adultos no podéis volar? Yo le respondí: “Yo si puedo”. Nunca dejes que tu niño muera. Nunca olvides que fuiste un niño, el teatro es juego, imaginación, creatividad, ilusión… Nunca pierdas esa magia que un día tuviste. Mira a tu alrededor como lo haría un niño, los adultos ya están cansado de mirar, mirar y mirar.

 

10.-     Otros dirán: Que todo lo escrito aquí son sandeces. Elucubraciones banales sin ningún sentido. Yo digo: Que todos ellos tienen razón. Que nadie te dará el decálogo perfecto porque no existe, es más, afirmo que los decálogos no valen para nada. Lo que vale es la experiencia, y aun así, a veces ni con eso basta. Lo único que importa, y de eso estoy seguro, es vivir.  Vivir y ser feliz. Lo demás es secundario. Vive y se feliz. Es tan y típico y tan tópico que debería darle a la tecla ç y eliminar todo este decálogo, pero no lo hago.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s