Experimentando con Mishima

Contemplamos un espacio oscuro e indescifrable. A golpe de vista podría ser un sótano, una estación de metro abandonada o, quizás, un búnker de alguna guerra pasada. En el medio vemos un sillón en cual está sentado nuestro protagonista, Senkili: hombre maduro y canosamente atractivo. Lleva puesto un traje tremendamete arrugado pero que aún conserva la elegancia de su dueño, tan propia del japonés. Senkili acaricia a un gato, un gato gris llamado Mishima

Senkili. (Hablando a Mishima) Eres el único que me entiende, pequeñito ¿Sabes que tienes un bigotillo muy gracioso? (Le besa) A partir de ahora vamos a formar una familia (Se ríe) Pero no tendremos gatitos…Aquí no nos puede molestar nadie, es verdad que damos vueltas junto al mundo pero el mundo no nota nuestro peso, somos invisibles y poderosos (Eleva a Mishima) ¿a que sí?. Y Vaya ojazos que tienes, mentiría si dijese verdes, mentiría si dijese azules. (Suena un timbre, el típico timbre universal) ¡Adelante! (Entra una señorita, extremadamente despacio, de melena larga y portentoso rizo. Todo el cuerpo desnudo menos la parte que ocupa el tanga con pompón. Se para a la derecha de Senkili) Puedes hablar, no te cortes, habla.

Señorita. Sentir frío aquí abajo.
Senkili. ¿Quieres abrazar a Mishima?
Señorita. Preferir abrazo a hombre de las nieves.
Senkili. Me llamo Sinkili, ya va siendo hora de que lo aprendas. Señorita. Hombre lobo pelo de nieve.

Senkili. Ya sé, ya lo sé, tengo el pelo como la nieve y seguramente te recuerde algo de tu infancia lejana, pero a estas alturas ya no podemos mirar hacia atrás, es muy peligroso. Lo mejor es que cortemos del todo las raíces y que tú te olvides de tu pueblo y yo me olvide del mío. Los dos somos los últimos de la historia…

Señorita. (Se toca los pechos) Sentir frío arriba y calor abajo en el bosque.
Senkili. No te puedo consolar, perdí ciertas sensaciones después la bomba. Sólo siento con el

corazón y con la cabeza de arriba. Señorita. Señorita tener mucho calor abajo.

Senkili. Oye, no seas pesada…Contra el frío te puedo ayudar pero contra el calor frota tu misma que yo no miro. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s