NACIMIENTO DEL NIÑO DIOS

elenigmadeldeseoApariciones y desapariciones:

 

Siete sombras que hablan

Un espectador antropomorfo

Cuatro cuadrados stalinianos

Aeroplano atravesador

Voz de psiquiatra reciennacido

Máquina segadora y tractor ciego

Un cochecito de juguete

Un estridente rosa octogonal

 

Escena

 

Un juego de siete sombras:

 

todas se revuelcan en el centro de la escena

representan la noche y la tiniebla

 

las sombras llevan un sonido nuevo

no son voces susurradas

ni lloradas ni salpicadas de escuelas

sino

voz arrancada a la montaña

una voz que tiene

las uñas llenas de tierra

de savia de los árboles del suelo

 

y todas a la vez:

-Akra tañ y sorpresa de la noche viva viva viva viva viva viva la sombra látigo-camello

-Yama rixa yama rixa yama yaaaaaa Ondulante ondulante y sube la montaña sube sube

-Ma krinc tarrán patán tarrán chan chan ¡¡Y llena la sombra llena un látigo de arena un tren que muerde los troncos del camino!! -Fffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffff

-Hundelacasa hundelacalle hundelarisa hundelanoche hundelallama

-Primer dolor segundo dolor tercer dolor cuarto dolor quinto dolor sexto dolor séptimo dolor de tu puta madre

-Qué tengo en la planta del pie qué tengo en la planta del qué qué qué qué qué que me muerde la oscuridad

 

No se siente nada por ninguna esquina

un espectador se derramará sobre la moqueta de la sala

el espectador simboliza el pipí de un bebé

 

Poco a poco se va iluminando la escena

con la velocidad de un amanecer

las sombras desparecen detrás de un último

querraña u u u uuuuu… tortólame tortólate tortólanos tortólame tortólate tortólanos tortólame tortólate tortólanos

 

Hay un fusilamiento en escena

en primerísimo término:

cuatro formas cuadradas

coloreadas que parezcan caramelos

han entrado en marcial disposición mascando un

Ay ay ay ay ay ay ay ay ay ay ay ay ay ay ay ay ay

 

se sientan sobre culos imposibles

cuadrados

y dejan que llueva una riada de disparos

 

qué cosa tan amarillenta el aeroplano

que atraviesa el despacho del director del teatro

y anuncia con la boca llena de rizos de niño

(va diciendo elpájaroblancoechóavolar elpájaroblancoechóavolar elpájaroblancoechóavolar)

que ha nacido el niño dios en la escena

 

Los cuadrados fusilados desaparecen pisando una marcha

 

Voz de psiquiatra:

¿Hay alguna madre en la sala?

¿Hay alguna madre en el aeroplano?

¿Hay alguna serpiente lamiéndome el brazo?

¿Hay alguna madre en la tumbona?

¿Hay alguna madre en la sala?

¿Hay alguna madre para mi hermano?

¿Hay alguna madre vestida de aeroplano?

¿Hay alguna madre con pezuñas de burro?

¿Hay alguna madre carajo carajo carajo?

¿Hay alguna madre que me estoy meando?

¿Hay alguna madre para sentarse encima?

¿Hay alguna madre que quiera besarme?

¿Hay alguna madre en la sala?

¿Hay alguna madre que me huela las manos?

¿Hay alguna madre que sepa de algo?

¿Hay alguna madre madre de funcionario?

¿Hay alguna madre con cara de nabo?

¿Hay alguna madre por dios por dios por dios una madre una madre una madre que me deshago?

¿Mamá? ¿Mamá?

 

Se deshace.

 

Aparece en escena una hermosa máquina segadora

pintada de rojo

un tractor sin piloto la arrastra

la segadora levanta las sencillas cejas de corcho

 

La segadora:

¿Hijo míooooo? ¿Qué te pasaaaaa? ¿Qué horas tantaratán tan tan que son para tantaratán tan tan al mundo?Ya me has pum pum pum pum!!! tan prontito grrrr!!! estás hecho una putita. ¿Qué cara carajo qué cara te pondré mañana?

Casita

Mañanita

Chochito de la niñíta

Pililita del mariquititita

Lucecita

Caquita

Banderita

Pausa en que una sombra le sirve un té

Rinocerontito

Pancito

Pancititito

Marquesito

Duquesito

Mojoncito

Chiquitito

Diosecito

Cojoncito

 

No obstante me parece que no

que sí

que me caja de manos

y pincel de radio

que ojalá pero que ya no pasa

qué fue de aquello

de lo otro

del vientre y del coño de la bernarda

qué se hizo

oh sabia yupi! yupi! yupi!

y que

total

al final no es nada

pero vaya sombra de sable

y vaya riego de página

y qué lluvia cartoncito más ¡mi puerta! y más desodorante coño coño coño que lo peor es fui será mejor

y un roble gordo

muy gordo

para ver qué pasa

 

La segadora llora alegremente

y se retira

 

Aparecen

otra vez

los cuadrados de colores y

otra vez

los fusilan desde arriba y

otra vez

desaparecen marciales para siempre

 

y luego no hay nada

solo un cochecito que recorre caprichosamente la escena

 

En la calle se ha estrellado el aeroplano

a un señor le duele el carajo

y un viejo se ha partido el brazo

y precisamente por todo esto

un estridente rosa octogonal

canta en mitad de la escena

la siguiente canción:

 

auricular viniendo sola rosa

pedazo de semilla entre las muelas

hojitas blancas blancas blancas

naturaleza canta la canción

que quisiera comerte una mañana

como tú te has tragado el sol

 

Repite tres veces

y desaparece

 

Se apagan todas las luces

dentro y fuera de la sala.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s